Por Leonel Mendoza.

A veces no entiendo cómo el Roof del C3 Stage deja huequitos vacíos en sus presentaciones.

The Marías C3 Rooftop

No quiero decir que estuviera vacío, sólo creo que la calidad de las bandas que se presentan pudieran convocar a más personas de las que atienden realmente al llamado.

The Marías C3 Rooftop

Y sí bien, The marías es una banda emergente de las nuevas generaciones, el Soul que los define se construyen con pequeños bloques de anacronismos sonoros, es decir; hay algo muy viejo aquí que renace con imperceptibles gamas de modernidad. Revival pues, un concepto irónicamente viejo.

The Marías C3 Rooftop

Un revival tan suave que mese la corriente quieta de los
impasible. Y uno se deja llevar, como el humo de un porro que sube sin provocarte tos y te deja un sabor a cereza mientras lo miras desaparecer.

The Marías C3 Rooftop

Eso. Eso es The Marías en vivo; un beso lento con gloss de cereza cannabica en los labios. Meloso, lo sé, pero no cambiaré de opinión mientras me pueda pasar la lengua por los labios con Ruthless de fondo.

The Marías C3 Rooftop

Súmenle la sensualidad. ¿Seguimos hablando de cerezas? Porque vaya que la sensualidad llega hasta la cima del pastel.

The Marías C3 Rooftop

Ya no importa si el Soul, el Lounge, el Soft-Rock o el Funk se pierden en tan delgada línea. Ni cinco minutos con once segundos te van a dar permiso para escudriñarlos. La corriente te va llevar, victorioso, alzándote en sus brazos por haber escuchado en vivo la mejor pieza de toda la noche. Cualquier que hayas escogido.

The Marías C3 Rooftop

Yo ya quiero que el Soul y el Jazz derroquen al regetón. Y perdón por llegar hasta el suelo con mi purismo, mami, pero mi cintura – y gracias por ayudarme a descubrirla – me está doliendo hasta los tímpanos al escucharla tronar. (Obviamente exagero, no va pasar, prriemos).

The Marías C3 Rooftop

Hasta aquí el capítulo de hoy en su sección favorita “Siempre quise decir eso”.

Lunaem C3 Rooftop

Quiero felicitar a Lunaem por su emotiva presentación, aunque les faltó desenvolverse un poco en el escenario, seguro fueron los nervios. Su calidad sonora y la afinación de Lunaem fueron suficiente para reconocer el potencial es esa banda tan joven.

Lunaem C3 Rooftop Lunaem C3 Rooftop

Y nada, disfruten mucho las fotos que me rifé tomando. Gracias a ACK promote y a C3 Stage por la invitación, bai.