Josué Daniel Hernández
El pasado 26 de abril, durante la presentación previa a su estreno oficial en cines de la cinta: “Érase una vez en Durango” el director Juan Antonio De la Riva compartió el motivo por el que eligió el Cineteatro Rosalío Solano como lugar para tan especial momento, y es la cercanía que tuvo con el ilustre cineasta. “Naufragio” fue la película que lo atrajo a la industria del cine, obra de Rosalío Solano, quien fue maestro y lo introdujo a tan mágico mundo, por ello el Cineteatro le trae tan gratos y bellos recuerdos de “aquellos ayeres”.

En una especie de homenaje del aprendiz a su maestro, De la Riva nos trae la historia de Gabriel quién en su apasionado seguimiento de su más grande afición; el mundo detrás del cine, encuentra un pueblo abanando en Durango, lugar dónde se han filmado más de 150 películas y donde se encuentra a Antonio Montaño, cuidador del lugar. Con su videoteca mental enriquecida con cientos de películas de vaqueros ubica al cuidador y le pide que le transmita su conocimiento, para poder cumplir su sueño de participar en una película de vaqueros.

Una increíble obra donde se mezcla el pasado con el presente hacia un futuro, “Érase una vez en Durango” queda entre uno de nuestros grandes favoritos en lo que va de este 2012, y agradecemos el trabajo y apoyo de Tinta Creativa tanto en la producción como la exposición de tan magistral trabajo. Esperen a su estreno oficial el 15 de junio en nuestra ciudad capital, para después recorrer el país. Manténganse pendientes de Music Blitz de las exhibiciones de esta cinta en nuestra ciudad.