Julio Sandoval

Como cada año desde 2005, la casa productora queretana Luna Negra llevó a cabo la octava edición del FestivAlterNativo en la ciudad de Querétaro.
El FestivAlterNativo es un concepto creado por Francisco González, conocido también como ‘MrPacoLucas’ en el medio musical de esta ciudad. Es un festival musical que se celebra anualmente e ininterrumpidamente y de manera gratuita desde 2005. Mantiene una línea basada en géneros como Jazz Fusión, Rock Progresivo y Rock en Oposición, pero siempre brindando espacios para otros géneros musicales. Busca contar con destacados exponentes de dichos géneros, tanto del territorio nacional como del extranjero.
Se han presentado las agrupaciones locales 1870, Sweet Fingers, La Insurrección, Devil’s Whiskey, Delta Red, Marioneta, Mustang, etc. Del panorama nacional, se ha contado con Banda Elástica (CdMex), Iconoclasta (CdMex), SantoSotelos (CdMex), Alonso Arreola y su LAB-A Proyect (CdMex), Gigur (Mty), Luz de Riada (CdMex), La Perra (Cd Mex), Cast (Mexicali), Cabezas de Cera (Cd Mex) y Saena (CdMex), entre otros.
Del extranjero se han presentado Fulano (Chile), Amarok (España), Krachmacher (Noruega), La Desooorden (Chile), Baltazar (Cuba), Jorge Campos Proyect (Chile) y Chris Cutler (Inglaterra), entre otros.

En esta ocasión, el Museo de la Ciudad fue el espacio para la presentación de un cartel de bandas del ámbito nacional y local, con sólo una participación extranjera. Tal como en la edición anterior, el festival se presentó en dos días. Para la primera velada, se contó con la participación del binomio Alejandro Otaola / Iraída Noriega (Cd de México), acompañados por Pío Cineamano; Aux Matanshi (Qro) y Guillermo González (Cd de México), guitarrista de Banda Elástica.
El segundo día tuvo un giro distinto al que habitualmente maneja el festival. La intención del mismo siempre ha sido mostrar exponentes de géneros como Jazz Fusión, experimental, Rock Progresivo y Rock en Oposición, pero para esta noche se incluyeron por segunda ocasión grupos de Heavy Metal con la participación de Piraña (Qro) y Maligno (Mty). Así mismo, se presentaron La Función de Repulsa (Cd Victoria) y ETER-K (Perú).

La primera presentación del Festival (Otalola-Noriega) giró en torno a diversas improvisaciones de este par de talentosos músicos mexicanos. Conocido por su participación con Santa Sabina, San Pascualito Rey, La Barranca, LAB-A Proyect y desde hace unos años en su plan como solista, el guitarrista Alejandro Otaola encabezó el set con diversas instrumentaciones y manipulaciones sonoras. Se entrelazó en una interesante amalgama con una de las voces mejor dotadas del ambiente jazzistico mexicano, Iraída Noriega, quien desde el seno familiar (es hija del desaparecido pianista de jazz Freddy Noriega) ha incursionado en este género desde muy joven y siempre acompañada por talentosos músicos de jazz. Es conocida también su participación con Los Rastrillos grabando el tema “Tiempo de Híbridos” en un disco homenaje a Rockdrigo González. Acompañados por Pío Cineamano, artista visual encargado de la ambientación con imágenes en tiempo real, este trío musico-gráfico captó enormemente la atención del aún escaso público, quedándose mucha gente sin escuchar esta propuesta musical. Esto es debido a que ‘el irrespetuoso’ (que debiera ser el ‘respetable’) ha hecho de llegar tarde una costumbre en este y muchos otros eventos, perdiéndose las presentaciones iniciales y no respetando la hora programada para el artista. Es una situación lamentable.

Enseguida, Aux Matanshi y su música orgánica ofrecieron su repertorio a un público que ya empezaba a ponerse espeso en ciertos sectores debido a esa enferma costumbre de beber como pirata y fumar a tope mientras los artistas ocupan el escenario y ofrecen su trabajo. Más de uno mostró su limitado criterio musical al pedir a gritos a la banda que tocara temas de Led Zeppelin, ignorando completamente el esfuerzo y el empeño del grupo por mostrar su música original. Pero una golondrina no hace verano y una gran sector del público que sí acudió a escuchar música quedó complacido con esta presentación cercana al llamado World Music. Hemos notado como esta banda ha experimentado notable evolución en sus conciertos, pues no se trata de ninguna agrupación improvisada. Por el contrario cuenta con músicos con experiencia en diversos proyectos como Alejandro Guevara (bajista ex JelloRampa) y Arturo ‘Penny’ (baterista Druk). Definitivamente, una banda para disfrutar y con un sonido muy sólido.

La velada cerró esa noche de viernes con la aparición en escena de Guillermo González, guitarrista de la legendaria banda mexicana de jazz fusión “Banda Elástica”. Venía acompañado de Luis Miguel Costero, participante también de Banda Elástica y de otros proyectos como Viento de Fuego, extinta banda mexicana de Rock Progresivo. El dueto experimentó graves problemas con su técnico de audio que en definitiva no salió en su noche. Su inutilidad ante los controles técnicos retrasó casi una hora el inicio de la presentación, tiempo aprovechado por el irrespetuoso (y colgado) para tener a bien largarse a seguir su juerga en otra parte mientras dejaban el espacio libre (de humo) para quienes acudieron a escuchar música. Poco a poco se fue calentando el ambiente con el virtuosismo de uno de los guitarristas más finos de la música mexicana actual. Presentaron varias versiones a dueto de temas de Banda Elástica y diversas composiciones de reciente creación. El ocaso de la velada fue rematada por un ‘palomazo’ de Alejandro Otaola con G. González y L.M. Costero. Para entonces, los fans de ocasión ya se encontraban a los costados del escenario para ‘tomarse la foto’ con A. Otaola, dejando en segundo plano la calidad de la música que el improvisado trío realizaba en esos momentos e ignorando completamente al par de excelsos músicos estelares… Pero así es esto, suele pasar hasta en las mejores familias….

El concierto del sábado no pudo empezar de mejor manera: una banda emblemática del género industrial experimental en México, presentes en la escena desde 1986, La Función de Repulsa, aparecía en escena. Este grupo de Cd Victoria, Tamps; cuenta con 11 producciones y con su propio sello Genital Productions. Además es una de las bandas con más colaboraciones (superando 45 participaciones) en acoplados nacionales y extranjeros. Ellos mismos definen su sonido como ‘sin-estilo’ (no-style). Para crear su música incorporan diversos elementos de experimentación sonora, empleando artículos como hojas metálicas, botellas, juguetes, etc y diversos recursos electrónicos. En esta ocasión en el formato de trío, la banda se mostró firme y segura en el escenario y su presentación nunca decayó. El grupo no bajó la intensidad de su música pese al escaso público y mantuvo el interés del mismo.

Una vez concluida su participación, se brindó el escenario a ETER-K, trío que maneja un estilo cercano al rock progresivo. Con escaso dominio del escenario y mínimo contacto con el público, el grupo dejó fluir sus composiciones instrumentales basadas en temáticas de ficción y psicodelia. Aunque el grupo se formó a finales de los años ochenta, solamente conocemos de ellos el álbum “Watching The Universe”, editado por el sello mexicano Azafrán Media. Es la primera vez que salen de su país a presentar su música. En realidad se trató de un grupo que quedó a deber al público un espectáculo más sólido y mejor estructurado. su presentación mantuvo más el interés de diversos medios que el del público: para el momento en que iniciaron su concierto, se encontraban rodeados de camarógrafos que registraban su actuación que, desde nuestro punto de vista, fue poco consistente. Mejor suerte para la próxima.

La hora ‘pesada’ estaba a punto de iniciar. La banda local Piraña llegaba ‘partiendo plaza’ y mostrando al ‘mundo fresa lo que es el Metal’ (sic) y pidiendo al público ‘que no se espantara’ (sic). Una presentación que estuvo rodeada más por la parafernalia metalera y el completo cliché que por la calidad musical de este cuarteto. No menospreciamos en absoluto su obra y producción musical, pero creemos que en esta ocasión la actitud ‘metalera’ se sintió forzada por los comentarios emitidos por su vocalista / guitarrista Tarellevil.
Invitando al público a hacer ‘lo que les diera la gana’, Piraña tuvo eco en sus seguidores, quienes fieles al cliché se soltaron la greña y mostraron gustosos su ‘lado obscuro’, propio de este “género negro’ del rock. Piraña es una banda que se ha mantenido desde su formación desde 2003 y editan su primer álbum ‘Piraña Attack’ en 2005. Han publicado también ‘Mechanical Jaws Invasion’ (2006), ‘Destructive Animal Revolution’ (2009) y en este 2012 lanzan ‘Corruption’, álbum que también cuenta con edición japonesa. La banda dejó al público con excelente ánimo y abrió paso a la última presentación del FestivAlterNativo 2012.

El grupo regiomontano Maligno apareció entonces para cerrar con broche de metal. Esta banda radicada en Monterrey aparece en el panorama en 2005. Desde entonces, han publicado 3 álbumes. Fueron la banda telonera de Guns and Roses en los conciertos de Monterrey en su gira por México. Dentro del subgénero metalero ‘Doom’, son una propuesta mexicana de alto calibre, que ha participado en los más reconocidos festivales nacionales del género. Venían a cerrar el set ante un público que se encontraba encendido con la actuación de Piraña y tuvieron muy buena aceptación de parte del público, iniciaron su set de manera demoledora y el ánimo se mantuvo arriba permanentemente pues tenían al público en bandeja de plata. Muy ambientados en el escenario, la banda lució y mantuvo un estrecho vínculo con el público. Y tuvo una buena actuación, intensa y contundente que fue la cereza en el pastel para esta edición 2012 de este importante festival local en la ciudad de Querétaro, que reunió nuevamente grupo del panorama local, nacional e internacional. Esperamos con ansia la edición 2013.