Fotografía: Julio Sandoval ©

Filulaz Juz @ La Encrucijada Rock House, Qro!

Como arritmias respiratorias; la síncopa de Filulas Juz nos invade los sentidos, y son los silencios cortos y la velocidad explosiva; el suspenso que nos crea Drúk.
Una vez más “La Encrucijada Rock House” nos permite un corte selecto, será “Festa musical do fim do mundo” el evento la responsable de juntarnos el pasado 6 de Diciembre en la interactiva zona lunge del lugar. Agrego que la cancelación de Piero Atzori al evento, no fue razón para que la asistencia disminuyera en algo considerable.

Drúk @ La Encrucijada Rock House, Qro!

Por esto serán Filulas Juz y Drúk las bandas locales que complacerán nuestro oído crítico ésta noche, ambas bandas con una propuesta musical totalmente opuesta, pero conceptuadas en la misma idea; la creatividad. Y si hablo de creatividad es navegar por el incierto mar de la expresión, es arriesgarse a crear lo que no todos son capaces de adoptar, componer.

Sin tanta espera, el reloj marca las 22:45hrs y las progresiones comienzan a armonizar, Filulas Juz nos obliga a mirarlos y terminar nuestra conversación, las dulces figuras de la flauta son una combinación precisa para los acordes novenos del bossa brasileño.

Después de unos covers bien complejos, su Jazz fusión comienza a sonar, son “Las bragas de Mefisto” lo que se suspira en esos momentos, “De ninguna manera lo sabrás” es uno de los temas interminables en estructura. Al final no los pudimos dejar ir y nos apaciguan con un JAM muy considerable.

Después de los Filulas llegan las 00:46hrs y Drúk hace presencia, su atascado Rock progresivo tiene el más fino estilo del Mathcore, podría definirlos con una palabra; sincronización, pero dejaría fuera todo el virtuosismo y la velocidad con la que se divierten tanto. Una banda totalmente instrumental nos platican de su nuevo material para el 2013.

Suena “Elixir” disponible para escucharla en línea, y brindando con los asistentes que vinieron específicamente a verlos a ellos, tocan algunas de sus canciones más viejas y conocidas. Realizan algunas piezas invitado a un amigo suyo; es “Flau” el flautista de los Filulas quien a la velocidad de Drúk se avienta unas melodías bien afinadas.

Así termina la fiesta, servidos del Jazz fusión y completados por el Mathcore, concluyendo que siempre es bueno saber que el talento local persiste y más aún saber que se sigue generando bajo el abrazo de la creatividad.