Entrevistamos al cuarteto queretano que ya prepara nuevo disco

La música se expande en miles de vertientes y esa virtud limita hasta al propio lenguaje que no puede determinar con palabras exactas ciertos sonidos. Desde tiempos remotos hay grupos que buscan esa peculiaridad, tratan de llevar su creatividad fuera del contexto común y eso les permite explorar nuevos mundos, de modo que pueden diseñar un camino artístico más aventurero, pero con objetivos claros, por eso es que vale la pena conocer a tiempo ciertas historias, tal como la de Filulas Juz; un cuarteto queretano que con apenas un par de años de trabajo ha alcanzado la mirada de expertos y conocedores del jazz en nuestro país.

Filulas Juz @Amellie

Su primer material Astralopithecus fue nombrado por la Rolling Stone México como uno de los mejores discos del 2015.  Actualmente se preparan para entrar a grabar su segundo disco y realizar en el mes de mayo una visita a Jamaica dónde representarán a Querétaro.

La banda que nació en el 2012 consolidó su alineación aproximadamente hace más de un año. Formada por Adriano Morales (batería),  José Javier (flauta), Armando Cuevas (guitarra) y Luis Marín (bajo),  su propuesta se basa en una fusión instrumental de sonidos contemporáneos cercanos al jazz  y que de forma interesante agregan simetrías de otros géneros.

“Nos catalogan dentro del jazz contemporáneo, pero en realidad no somos jazzistas sino nos gusta el funk, rock, hip hop. Encontramos en el jazz un punto de encuentro para la improvisación y poder expresar otro tipo de ideas un poco más abstractas”, relata Luis Marín.

Debo confesar que cuando conocí a algunos de los Filulas me llevé la sorpresa de toparme con unos entusiastas jóvenes que permitieron que este encuentro se convirtiera en una grata y fluida charla. Hubo interrupciones, pero con muchas risas y me parece importante mencionarlo porque en verdad se convirtió en una oportunidad para entender la expresión misma de la banda.

Filulas Juz @ Hércules

Lo primero que comentaron es que están ocupados en lo que será su siguiente álbum, que aún no tiene nombre, pero que entrarán a grabar en abril, en el estudio de Hernan Hech en Coyoacán, en la Ciudad de México, para luego mezclarlo en Querétaro con Diego Ortega, quien también colaboró con ellos en el primer disco. Por último, enviarán a masterizar el material a Nueva York con Dave Marlington, un especialista en jazz y quien ha mezclado para artistas como Sting o Michael Jackson y con quien trabajaron para el Astralopithecus.

“En enero nos llevamos la grata sorpresa de salir en la Rolling Stone y eso estuvo muy, muy chido, esperamos que nos abra más puertas, pero  ahorita en lo que estamos súper enfocados es en lo que viene, estamos haciendo una coproducción con un músico estadounidense, pero que vive en México  que se llama Todd Clouser y creemos que puede ser un material muy bonito. Le estamos poniendo mucho empeño”, comentó Marín.

El bajista explicó también que la música será más oscura, agresiva y rocker, sobre esto dijo: “no queremos meternos tanto como hacia el jazz, pero sí ocupamos lenguaje de ahí, entonces siento  que esos conceptos nos pueden llegar a posicionar de alguna forma como un lenguaje… que la gente se sienta identificada porque sin ellos tampoco va fluyendo demasiado la música,  llega un momento que no puedes hacer más música porque no tienes público que te escuche, pero estamos en ese proceso”.

“La diferencia más grande que va tener el disco que va salir,  es que el primero fue grabado en vivo,  como si estuvieras tocando bonito, no hubo mucho overloop, es decir volver a grabar otra parte, fue más como sonaba la banda, ensayos, ahí un poco de producción y cosas así que se nos fueron ocurriendo porque nos dio tiempo. Y este nuevo disco es todo pensado para el estudio”,  relató José Javier.

¿El productor quién es o por qué decidieron trabajar con él?

LM: Tom Clouser es el guitarrista de Love Electric, es una banda  del DF dónde toca Aron Cruz y Hernan Herch.  Son unos monstruos, excelentes músicos y ellos están en una disquera que se llama Ropeadope, que es una disquera de Filadelfia. Este compa  ha dado giras en todas partes en diciembre estuvo  en Japón, ahorita se va ir a Guatemala, Costa Rica, Argentina, han estado por todo el mundo, han ido a tocar a Nueva York al Puente Jazz Fest, eso que te digo para el jazz es como la meca allá, es su folklor.

Por otro lado, el guitarrista, desde un inicio hizo hincapié sobre la importancia que toma para ellos el hecho de hablar por su trabajo: “realmente queremos mantener una estética rítmica que todo mundo quiera escuchar… queremos simplemente vivir de lo que nos gusta, eso es importantísimo, queremos vivir, realmente vivir; si uno de nuestra banda tiene un hijo que ese chamaquito y esa chulada de morrita pueda desarrollarse libremente a base de nuestra creatividad, y para mí eso ya es uf,  y es lo que falta, y  yo creo que sí lo vamos a lograr, lo estamos logrando poco a poco, somos músicos dedicados…”

Luis Marín: Somos igual de humanos que todos, queremos vivir de esto y queremos que se vaya conociendo la música.

Armando Cuevas: (…) es necesario escuchar algo que nunca te hubieras imaginado que existiera, es algo que nos motiva a nosotros a componer. Nosotros estamos componiendo lo que nos gusta, somos un filtro, no es cosa de entender, somos un filtro de la música que escuchamos, somos creativos y somos gente que puede representar la música, pero la neta lo que queremos es que realmente que sea algo reciclable a largo plazo….

Filulas Juz @ MOSER café

En México hay pocas personas que se avientan a comprar cierta música, es un problema general en la industria y sobre todo para bandas locales, frente a esto ¿piensan salir de Querétaro?

LM: Es un problema que tenemos con la audiencia porque nosotros somos instrumentales no tenemos una voz,  a veces eso  hace que  sienten cierta atracción, si hay alguien cantando hay una lírica y piensan ‘no sé la música qué onda, pero  la lírica me gusta’, y se pueden ir por ahí. Tenemos una deficiencia de público, pero quizá es porque no conocen la música y es así como estamos, en ese proceso de saber qué es lo que está pasando, no tenemos todas las respuestas a todo.

Sentimos que  los medios nos han ayudado en varias cosas para poder proyectarnos, esa onda que salió de la Rolling Stones de alguna forma nos ha abierto caminos, una revista que sale escrita, que es conocida a nivel mundial y está avalando a esta banda, pero en realidad es una… porque es una ilusión, pero que nos está ayudando. Pero sentimos que los medios son una catapulta también para nosotros, para podernos ayudar y andamos ahorita viendo qué onda con la gestión de públicos, quizá en México no está ahora nuestro público, quizá estará dentro de cinco años.

¿Dónde pueden ubicarse, hacia qué espacios están yendo y que lugares les están dando entrada?

LM: Pues hemos estado por el  momento en lugares más pequeños, más enfocados hacia el jazz. Nos pasa algo muy curioso porque cuando estamos en un lugar de jazz nos dicen, ¡órale está súper padre su rock!  y vamos a lugares rockeros y nos dicen ¡órale está súper padre su jazz! entonces estamos como en una balanza,  entre que  las armonías suenan medio jazzeras,  pero todo el feel es como  más rocker.

Creo que nos estamos abriendo un espectro de camino por ahí, eso es quizá nuestro nicho y  es la búsqueda que ahora tenemos,  no sé, estamos en eso. Nosotros somos unos clavados del sonido, nos encanta,  todos los días escuchamos música, te lo aseguro,  y todos a diario o a  la semana se devoran cuatro o cinco discos que nunca habían escuchado y eso hace que te nutras de muchísima música, creemos que  vamos teniendo una voz, una identidad, pero solo el tiempo te va diciendo si vas por ahí.

AC: No todos los que viven en México  tienen que hacer música mexicana o regional, nosotros tratamos de seguir nuestro proceso creativo siempre. Todo el tiempo que ensayamos y trabajamos estamos pensando en una voz que no escuches en la radio y que no escuches en las plataformas como las que tú nos estás dando, no queremos eso, a mí me gustaría algo que yo escuche y que me enamore de ese sonido, y que pueda yo estar seguro de que es mexicano y me pueda apoyar, yo creo que eso está bien chido.

 

Filulas Juz @Amellie

¿Les han llamado de alguna disquera?

LM: Hemos estado en pláticas con una disquera, pero estamos todavía en pláticas. Necesitas  una que igual que te deje tu libertad creativa, eso es a lo que nosotros  le hemos apostado (…) lo único que ahora como músicos podemos reflejar es nuestro trabajo en un álbum, en el que todo se escuche  como  nosotros queremos que se escuche, y todavía decimos puede mejorar esto o esto pudo ser mejor, pero es por una loquera que tenemos todas las personas que nos apasionamos a lo que nos apasionamos. Es la pasión lo que nos hace ese chip.

Creo que todas las bandas, al igual que tú y yo, somos totalmente diferentes  y aunque nos digan que nos parecemos a otra persona, somos diferentes, entonces una banda debe encontrar ese único camino (…) los Beatles lo hicieron de una forma, estoy poniendo un ejemplo muy pirado, Led Zeppelin lo hizo de otra  y es lo que nosotros estamos intentando ver, cómo colocarnos en un mercado  en el que es tanta la competencia que igual te puedes perder en tanta basura que hay, tanta gente  que no tiene nuestra pasión, pero que igual tiene los medios  para poder crear su disco y ahí está,  y no es demeritando el trabajo de nadie, pero es que somos muchos, es lo que intento decir, ha cambiado mucho el papel de las disqueras y estamos descubriendo cómo funciona, cómo está esa onda.

¿A qué le tiran, qué escenarios les gustaría pisar, el rollo internacional?

JJ: A quien no le gustaría viajar conocer otros lugares… internacionalizarnos está onda, conocer lugares, cualquier foro, no lo queremos reducir a festivales de jazz, puede ser música hasta electrónica ¿a no verdad? (risas),  otro tipo de festivales como dice Mike, en un festival de Alemania que no es jazz, pero es rock experimental, que podamos buscar esos foros y otros países nos encantaría.

Este año tenemos la oportunidad de ir a Jamaica, vamos a ir a finales de mayo.

LM: Recibimos una carta invitación, quieren que nos presentemos allá a un festival de jazz.

Filulas Juz 7

¿Van a  representar a México?

LM: Estamos jugando con eso de representar a México, han ido otros mexicanos allá, pero nosotros la neta sí queremos ser como un estandarte o una forma de música que se hace en Querétaro, creemos todos nosotros que hay mucho talento aquí, hay propuestas súper chidas, hay una comunidad. Con los San Bernardo nos llevamos chido, con los Pachedub, con los Yerbabuena son nuestros amigos y queremos como enseñar eso en otros lados, que existe esta comunidad de músicos, no todo está en el DF, no todo está en Guadalajara, no todo está centralizado en esas ciudades sino también estamos aquí nosotros y nosotros no vemos necesario mudarnos a DF para poder crear algo, lo estamos haciendo aquí y entre todos nos vamos echando la mano, queremos ir con ese estandarte, que somos de Querétaro y que está naciendo esto.

Su música refiere a un diálogo emocional, energético, progresivo, que proyecta  esa pasión necesaria para poder ganar un lugar en una escena. Apoyados por la beca PECDA, el cuarteto busca seguir perfeccionando su trabajo,  buscan atraer público nuevo hacia un género o un estilo que le permita a la gente introducirse a un universo desconocido, pero vanguardista a la vez,  un #TalentoLocal que hay que conocer.

Redes:
Facebook: filulasjuz

Twitter: @filulasjuz

Links:

 

Spotify: http://open.spotify.com/artist/6EFiJqavDBiMi9mp8IOIET

iTunes: https://itun.es/mx/f22d6

Deezer: http://www.deezer.com/album/9857256