Aurora Jonnane

Nada como pasar un viernes lluvioso y friolento acompañado de un delicioso chocolate caliente, buena música, amigos y churros, y que churros!

Así fue la noche en la inauguración de Pueblo de Amor en la calle Hidalgo, en medio de pleno centro, casi enfrente de la escuela de lauderia, que abrió sus puertas con la venta de sus churros azucarados a tan solo un peso, causando conmoción entre los que ahí estaban.

Alrededor de las nueve de la noche se escucharon las buenas vibras de “Pachedub”, tocando un buen reggae y haciendo honor de algunas canciones de Bob Marley, motivando a los presentes a disfrutar un cigarro y platicar en medio del lugar que está decorado con dibujos muy peculiares y una mezcla de imágenes mientras se disfrutaba el calor humano, que refugiados se cubrían de la lluvia.

Hay que mencionar la cantidad de gente que se formaba para llevarse churros y seguir gozando del buen ambiente que Pueblo de Amor ofrece. Si se trata de pasar un agradable tiempo con sabor hogareño, olor dulce y a paz, a lado de compañía que nutra una conversación, entre risas con amigos o familia, Pueblo de amor es el lugar para ti.