Les juramos que llegaba y llegó. La tardé cayó y Gastón, Wacha y Cat Scratch arribaron al Más Sabe el Diablo para empezar a instalarse y darle a Querétaro una noche que curaría las segundas o terceras peores depresiones que han tenido.

Muchos seguidores de LNG/SHT llegaron desde antes de que pudieran realizar el soundcheck, algunos porque no habían adquirido boletos, otros sólo porque lo querían saludar. Todo se fue acomodando, la prueba de sonido al inicio era un desastre, pero se arregló… y bien.

Poco a poco las afueras del Más Sabe el Diablo se llenaron de gente, gente seguidora del hiphopero bonachón, pero entre todas esas personas, había muchas que no habían comprado su boleto y… y ya no alcanzaron, así que permanecían afuera con la esperanza de entrar en algún momento de la noche.

LNG SHT

El evento inició, Jack y los Tristes los primeros, la intensidad y energía del punk rock queretano en ellos, el diablo bailó y gozó, llenando de gritos y aplausos a los niños tristes que para nada lo son. Los próximos eran Los Fricción, y mientras ellos se preparaban, los fieles seguidores de LNG/SHT que no tenían boleto seguían esperando en la puerta aquel momento en el que pudieran entrar. Considero que Los Fricción han tenido mucho mejores presentaciones, y que ese día entre nervio y fallas técnicas les faltó una pizca de ese poder que manejan siempre, pero sin duda van por un buen camino, cosechando buenas y nuevas cosas.

Jack y Los Tristes
Los Fricción

Y al fin, el momento cumbre de la noche llegó, era el instante perfecto para que todos guardaran sus llaves, teléfono y cartera y ponerse a brincar con Gastón, los fans explotaron sus emociones al máximo. Gastón pidió una mesa como escenario para que todos lo alcanzaran a ver, ya en las alturas exclamó “wey, ¿desde cuándo LNG/SHT se volvió tan popular en Querétaro”. La noche transcurría, la temperatura se elevaba, el sudor recorría los cuerpos de todos mientras sonaban rolas como El punkrock arruinó mi vida, Llaves, teléfono y cartera, El club de lo 27, Muchacha II, entre otras;  aquello era un verdadero aperradero y el show casi muere a consecuencia de un gracioso que desperdició su cerveza aventándola, Gastón calmó los ánimos pidiéndoles a los asistentes que se calmaran o tendrían que irse. El show continuó hasta que la noche quebró, LNG SHT bajó de la mesa muy agradecido con el público y salió del bar para saludar a los que quedaron fuera. Muy sencillo, muy amable, muy rifado, muy LNG SHT.

LNG SHT
LNG SHT
LNG SHT

Acá toda la galería del evento:

LNG SHT in da jaus