Fotografía: Fernanda Ortíz

Todos cargamos -nuestros- fantasmas, a veces son -inexistente- voz tibia  que humedece el oído, otras, recuerdos de olor que uno -cree que- percibe entre la gente.

Nadie puede ocultarlos, ni dejar de mirarlos, el amor -roto- es de otra vida. Todos somos -nuestros- fantasmas.

San Pascualito Rey @ Black Dog

Miren al Pascual, namás no huele a muerto, y lo digo porque ¿Cuántos fantasmas no ha de ser? A 10 años de “Sufro, Sufro, Sufro” el valiente sigue componiendo como si cada noche se cenara un tazón de agujas con leche y poesía cruda, después los puros demonios le dictan en sus pesadillas, creo.

San Pascualito Rey @ Black Dog

El punto es, la buena noche que nos dimos el Sábado 12 de Julio en el Black Dog de Querétaro, casa llena y no era para menos pues con la trayectoria del Pascualito Rey venía con influencias de rock, pop y liderado por el escritor, conductor y músico Fernando Rivera Calderón, Monocordio.

El Fernando de Monocordio aparte de liderear la agrupación, trae una larga trayectoria en medios impresos, radio y comunicación en general, como ven es bien inquieto el señor, no por nada había varía bandita coreando sus rolas.

Monocordio @ Black Dog

Para esa hora los Pascuales ya habían entrado por la puerta principal como si nada, Otaola nos saluda en la entrada como si nos conociera de tiempo, lo cual me hace pensar que a lo mejor existen personas bien similares a cada lugar que visita, sí, es muy chido que te salude con tanta confianza.

San Pascualito Rey @ Black Dog

Empieza San Pascualito Rey, y en ese momento ya todos sabíamos que esa noche iba ser algo diferente de lo que venimos cotorreando desde principio de año en Querétaro.

San Pascualito Rey @ Black Dog

Fue en “Historias” que realmente entendí de que se iba tratar toda la noche, todos ahí nos íbamos a rajar la madre a gritos, a desespero y a tragos largos de cerveza.

“No voy a Dejar”, “Si te vas”, “¿Caemos o volamos?”, “Navegando”. A mí me faltó “Sin precaución” pero cada rola tiene una calidad única, algunas son pedazos de vidrio para abrirse el pecho, otras oscuras perversiones para recordar a alguien, con San Pascualito Rey no hay esperanza y es de ahí que tomamos nuestra fuerza para continuar rajándonos el corazón, ‘así es el amor’.

¡Excelente noche, Vuelvan pronto!

Miren la galería tirada por la bonita Fernanda Ortiz: