Texto y fotografía: Fernanda Ortiz y Leonel Mendoza

Fete de la Musique es una celebración internacionalmente celebrada el 21 de junio, el fin de este conocido evento es promocionar la música por medio de eventos gratuitos en los que se pueda apreciar y  festejar la música. Y es que cómo no festejarla si nos hace viajar en segundos a otro lugar, tiempo y sentimiento.
Acustiquería @ Jardín Zenea
En nuestro estado hubo dos sedes,  donde las bandas participantes tocaron en vivo para dar a conocer su propuesta musical, y claro que no sólo eso, sino entretener y cautivar al público con sus melodías, lo cual resultó a la perfección.
La Rumorosa @ Jardín Zenea
Lamentablemente, debemos ser sinceros, no pudimos presenciar todos los actos, sin embargo, consideramos que  fue un evento bien organizado, con gran variedad musical y amplios esquemas mentales. La gente se fue reuniendo poco a poco, supongo que por el clima y el molesto sol comenzaron a llegar en mayor cantidad a partir de las seis de la tarde, sin duda el festival tuvo muy buena respuesta.

Souvenir @Plaza de Armas

Drúk @Plaza de Armas

En Plaza de Armas se viajó desde el sentimentalismo y el amor soñador de Souvenir, pasando por la experiencia y los sonidos característicos de Drúk, los ritmos fusionados de La Delicia de Alicia otorgándonos un buen latinjazz, así como la perfecta improvisación que logra Overdubs.

La Delicia de Alicia @ Plaza de Armas
Overdubs @ Plaza de Armas
Por otro lado y al mismo tiempo el Jardín Zenea cumplía como la segunda sede del festival, aún con la luz del sol nos dimos un rato de blues y rock clásico de los 70´s con La Rumorosa.
Reafirmando el legado de su generación La Rumorosa nos invita a recuperar la juventud en sus patrones repetitivos de llamada y respuesta en 12 compases.

La Rumorosa @ Jardín Zenea

Justo después, Acustiquería nos invade con sus suaves percusiones del cajón español para poner un poco de orden acústico mientras se esconde el Sol.

Acustiquería @ Jardín Zenea

Para terminar la noche con el invitado sorpresa que la Alianza Francesa nos tenía reservado, es Peter Boardman Duo los encargados de concluir muy tranquilamente este festival. Este matrimonio trae consigo dos instrumentos muy antiguos del medio Oriente, y mientras recitan algunos poemas, la cálida paz de los instrumentos invade el jardín dejando caer completamente la noche en el lugar.
Peter Boardman Duo @ Jardín Zenea
Esta manifestación cultural, la gran fiesta francesa, sin lugar a dudas fue un éxito, un empape de diversidad, música, cultura, gente y felicidad, además acompañado del agradable clima que teníamos en la ciudad ese día.