Fernanda Ortíz
Después de esperar poco más de un año por volver a ver en acción a Elis Paprika, el jueves 14 de junio volvió a deleitarnos en un acústico que se llevó a cabo en Wicklow. Elis subió al escenario a las 11:00 pm, rodeada de sus admiradores, ella cantaba, así como el resto de los presentes le hacían segunda, “La Paprika” bromeaba con su público, brindaba, mandaba saludos y agradecimientos a todos.

Las rolas mas coreadas de la noche fueron No es amor, Hasta que te conocí y Feliz, puso sensible a mas de uno durante toda la velada, y sorprendió con un cover que realizó de “The Beatles” de la canción Something, el cual ya ha cantado en diversas ocasiones, sin embargo, la primera en Querétaro. Wicklow se llenó de energía cuando comenzó a sonar Te quiero mucho, al termino de esta misma, Elis se dejó caer sobre el escenario y en ese momento el bar retumbaba por los aplausos a la cantante.

El acústico no duró mucho, aproximadamente una hora, aún contando las canciones extras gracias al grito clásico de “otra, otra, otra”.
“ lo interesante de estos shows acústicos es que no llevo toda mi batería, sino que únicamente llevo un tom de 16” que adapté para ser bombo, mi tarola, un pandero (que uso en vez de contras) y un shaker, y todo tocado con escobetillas. Nada de platillos, nada de toms… solo eso y es todo un reto adaptar las canciones con arreglos diferentes para que la gente las reconozca” escribió Cachi Zazueta (integrante de “The Black Pilgrims” quienes tocan actualmente con Elis Paprika) en su blog.

Elis bajó muy contenta de escena, se comportó muy accesible con su público, platicó con ellos, los abrazó y se fotografió. Sin duda fue un viaje que aterrizó en miles de emociones a lo largo de tan sólo 60 minutos.