Punk en el sótano: Drúk, Hong Kong Blood Opera y Los Viejos

Texto: Addi Nahúm Jacobo
Foto: Alicia Torres

La noticia había sido anticipada, las pre-ventas se habían agotado y el clima era tan incierto como suele serlo en la ciudad de Querétaro. Basement fue el sitio en donde aparecería una congregación poco usual, y no era para menos, pues el line-up que habría de presentarse estaba compuesto por bandas con propuestas tan diversas como originales. El público era tan variado como intenso, algunos tantos portaban auténticas vestimentas punk, otros eran indiferentes a los estilos; al final el slam se los llevó sin distinción. Si bien todos conocemos la gastada frase que indica que “la unión hace la fuerza”, se puede decir que en el caso de esta tocada tiene bastante sentido, pues las tres agrupaciones que la conformaron (una de ellas queretana) no parecen tener similitudes notorias en su sonido, cosa que enriqueció más el ambiente.

Los Viejos @ Basement

Los primeros en subir al escenario fueron Drúk, una agrupación queretana que ha ganado un merecido lugar en la escena del estado. El público era reducido para el momento que iniciaron, sin embargo hubo quienes se mantuvieron al filo del escenario y fueron formando poco a poco el ambiente de fiesta que más tarde se viviría entre el tumulto, otros tantos se encontraban aún afuera, dudosos de ingresar; hay que recordar el ajetreo al que se encontraba sometida la ciudad, pues a la par que sucedía la tocada en Basement justo al lado se celebraba la fiesta del dichoso “Hay festival” con todo tipo de personalidades y diversiones. En fin, mientras esto pasaba, Drúk hacía un enérgico despliegue de ruidos que oscilan entre el punk y las progresiones jazzeras, demostrando que no por nada incluyen el “Jazz-punk” entre los muchos géneros que tocan, para cuando habían terminado el quorum del lugar había incrementado considerablemente, verles fue un placer. El escenario estaba vacío, las bocas se llenaban con cerveza y a la vez con silbidos que mostraban el ansia de que apareciera la segunda banda: Hong Kong Blood Opera.

Drúk @ Basement

Los sonorenses arribaron al escenario y el pequeño recinto ya estaba más que repleto, saludaron cordialmente al público y de inmediato comenzaron a tocar de forma intensa, el público no tardó en liberar sus ansias, el slam iniciaba entre empujones y baile, todo iba de maravilla hasta que las quejas se dejaron oír, provenientes desde el mismo escenario; el vocalista se quejaba de no tener monitores de regreso y eso lo desconectaba por instantes de la música que tocaban sus colegas. El público comenzaba a aburrirse de las quejas y algunos incluso los instaban a tocar a pesar de las dificultades  técnicas, finalmente la banda logró ecualizar correctamente y demostrar el porqué de su popularidad tan creciente. Si bien tenía mis dudas al respecto de esta agrupación, debo admitir que me sorprendieron. Pocas bandas fusionan elementos que recuerdan al new wave o synth pop con crudos pasajes hardcore e intensos despliegues por parte de todos los músicos, siempre entregados. El público estaba emocionado y el slam era cada vez más intenso, la cerveza volaba por los aires al igual que las personas que se lanzaban desde el escenario. La banda se despidió agradeciendo la invitación y elogiando a Drúk, era por fin el turno del dueto punk por el que muchos aguardaban.

Hong Kong Blood Opera @ Basement

Los viejos no son una banda primeriza, la ruidosa guitarra hace la ausencia del bajo una nimiedad, en cuanto comenzaron, el público ya estaba bailando intensamente, algo más allá del hardcore punk y el trash metal clásico era lo que estos enmascarados ofrecían. El calor era intenso, en medio de una canción se quejaron de ésto, y no era para menos, bajo dos máscaras de viejos al parecer hechas de hule, el calor debió ser insoportable, esto puede resultar en otro mérito de la banda: no caer desmayados y/o sofocados por culpa del calor intenso. El sudor y la cerveza se confundían en los aires, muchos se quitaron la playera y parecían más estar combatiendo que disfrutando, algunos gritaban  a todo pulmón cosas como “¡Órale piche viejo loco!” y esto no hacía más que motivar al dueto para seguir tocando y tocando, ni el público ni la banda veían el momento de terminar, y a nadie parecía importarle, pero eventualmente sucedió; el sueño punk había terminado y el público se dispersaba, pero recordemos, querido lector, otra frase gastada para subir nuestra moral: “¡Punk´s not dead!”.

Los Viejos @ Basement

Sin duda había sido una noche intensa, el público que salía pacíficamente de Basement había sido, hacía apenas unos minutos, una horda enfurecida  que pedía a gritos más y más ruido, verles caminar hacia casa con tanta paz era irreal, todos estaban satisfechos, la noche era joven y después de haber presenciado tan intenso espectáculo importaba un carajo el hecho de que Carmen Aristegui estuviera justo en frente del  lugar de la tocada. Shows como estos merecen especial atención, pues son un puente de conexión importante entre bandas foráneas y locales. Basement ha sido últimamente un lugar que facilita esta clase de eventos y eso es algo digno de reconocer, pues el lugar cuenta con equipo suficiente para que las bandas suenen como tienen que sonar.

Los Viejos @ Basement

Music Blitz © 2019 All Rights Reserved