Fotografia © David Steck

Las once de la noche y todo tranquilo. Las once con quince y nada nuevo hasta que dieron las once con veinte y las luces cegadoras del PUA se abrieron paso para ver que alguien se preparaba en el escenario.

La música de fondo que una tras otra no dejo de gustarme y provocar el deseo de comprar una cerveza para entrar en ambiente. Sin notarlo, pasando las once y media se vieron en el escenario seis sombras que de manera entonada a la par de los gritos de las chicas que estaban al frente comenzaron a tocar.

Eran los integrantes de Linger, Miguel vocalista de la banda y los otros chicos: Cali, César, Siller, Gil y Edo que vienen desde la ciudad de México que con una mezcla independiente entre rock, pop y electro, amenizaron el inicio de la noche donde pronto el PUA se empezaría a llenar aun más de gente dispuesta, como otras noches, a pasarla bien.
LINGER @ Púa, Querétaro! 1
Linger nos deleitó con canciones movidas y frescas, de aquellas bonitas que meneas la cabeza de izquierda a derecha cuando te gusta el ritmo entre el bajo, la guitarra y la batería, esos beats que mezclados con el piano y esa voz chillona de Miguel te transportan a una versatilidad novedosa en su género que solo pueden entender unas cuantas personas. Es un grupo de gusto selecto que brilló en la noche con canciones como la de “Hielo”, su primer sencillo.
LINGER @ Púa, Querétaro! 2
Como a las doce y veinte fueron despidiéndose tras una canción extra que el público de manera eufórica pedía. Sonaron los aplausos para decirles adiós y volver con el Dj que, con ansiedad esperé para que sus beats me acompañaran mientras coqueteaba con alguien que estaba a unos metros míos. Que mejor, una noche calurosa, buena música y un “ligue” nocturno.

Entre canciones locas y sonidos movidos, cervezas caídas, risas y cigarros el escenario cobro vida al cien por ciento cuando cinco músicos caminaron con un estilo particular, ese caminar que tiene el artista. Tan llamativo y misterioso, sí, eran ellos, Los Daniels llegaron.

Sin más ni más comenzó la guitarra y la batería para abrir paso a “Cuentos”, con la voz de Ismael Salcedo Ortiz, que en lo personal considero de esas voces potentes que no olvidas y encuadran a la perfección con cada una de sus canciones.

LOS DANIELS @ Púa, Querétaro! 14

El público coreaba más fuerte con letras como la de: “A casa” de su sencillo más reciente además de “Se lo dejo al tiempo”, “Amanecer” que me hizo recordar que si tienes problemas con alguien que andes quedando, si en verdad te gusta luches por él o por ella. Momento que me hizo dejar de coquetear, irme al frente del escenario para escuchar más de cerca y pensar en esa persona que sabía también yo estaba en su memoria. Rematando la circunstancia con la canción de “Tiro de Gracia”:

Deja que el alma me reviente de una vez ya dale fin ya no me tortures, dale el tiro de gracia, hazlo de una vez, ya no le des más agonía al que te ama.

Te das cuenta que quieres a esa persona por encima de muchas razones. Quieres un poco más asi que me dedique a escuchar con detalle e identificarme mientras saltaba un poco.
LOS DANIELS @ Púa, Querétaro! 17
Pasando la una de la mañana, con ánimo al ciento uno por ciento, escuchando la de “Lagrimas”, tremendo rolón para aquellos que extrañen a alguien que solían amar. Luego la de “Morena” tan movida que no puedes parar de cantar el “yo, yo, yo” del coro y el “Dilo, dilo, dilo Morena Dilo” para que al final, una breve pausa y sonara ese acorde para denotar que era la canción famosa que de manera segura la mayoría de personas conocen: “Quisiera saber”, letra que acompañaron con la voz de Natalia Lafourcade. Curiosamente lleve esa canción toda la mañana en mi cabeza… Pensaba en alguien preguntándome justamente lo que cantan: “Debes regresar, vamos a caer, no hay tiempo, aumenta la velocidad… Quisiera saber si eres tú, saber si te das cuenta, existo todavía”. ¿A quién no le queda? Siempre hay alguien a quien vamos a recordar y querer.
LOS DANIELS @ Púa, Querétaro! 2
Más allá de la una con veinte y escuchando “En el mismo tren”, “Viajando”, “Todo se acabo” entre otras para llegar casi a las dos de la mañana con las ansias de querer llegar al amanecer escuchándolos más pero tenían que despedirse y tremendo final!… “Ya no volverás”, ritmo único que aceleraba el paso de tu corazón con la batería: “No pude darte lo que querías de mí, se que se ha muerto la felicidad, quiero mirarte, darte un abrazo más, y aunque lo quiera, ya no volverás, ya no, nunca más”.

Presentación inolvidable, enérgica y llena de buena vibra musical con Ismael Salcedo, Carlos Alberto Palomares, René Lugo, Carlos Alfonso Díaz y Rasheed Duran que sacudieron la noche del sábado en el PUA recordando que el buen rock mexicano se encuentra tan palpable hoy en día.
Tan palpable que “Quisiera Saber” ¿cuándo volverán?