Josué Daniel
Tocadas León, un concepto interesante que nos presenta Cerveza León con un agradable recorrido a lo largo del país, presentándose en diferentes ciudades como Puebla y Tlaxcala, así como con diversas agrupaciones musicales de la talla de La Lupita, Jumbo. Este pasado 9 de Agosto toco hacer escala en nuestra amada ciudad de Querétaro con nada más y nada menos que la mismísima Gusana Ciega. El lugar, un recinto relativamente nuevo llamado Rock Inn Querétaro. Una cede bastante curiosa en su diseño, ambientada claramente con el estilo único de cerveza que patrocinaba el evento.

Los asistentes arribamos alrededor de las 9 de la noche, cervezas al por mayor circulaban entre los presentes y tras aproximadamente 1 hora de estar saturando el recinto, se anunciaba que el concierto comenzaría hasta las 11:30 lo que molesto a muchos que iniciaban con la tradicional chifliza, y algunos integrantes del publico se fueron acercando a las orillas del lugar para al menos tener donde poder recargarse en lo que iniciaba el concierto y a dosificar la cerveza.

Un set-list bastante amigable nos hacía amena la espera, bastante variado que a muchos nos hizo bailar. Las ansias incrementaban y la actividad comenzaba en el escenario, cables, toallas para el sudor, aguas, todo lo necesario comenzaba a hacerse presente para que La Gusana Ciega hiciera estallar el lugar, el bullicio comenzaba, las guitarras se conectaban, detalle por aquí y por allá de todo ocurría momentos antes de las 11 pm, cuando Daniel, Germán, Jorge y Lu tomaron el escenario.

Conejo en el Sombrero fue la razón por la que las gargantas comenzaron a destrozarse entre gritos y coros, la agrupación daba una total entrega así como el público, que entre brincos, empujones y cervezas seguían el ritmo de, en lo personal, una de las mejores bandas que han pisado escenario en Querétaro.

Una mezcla de canciones “viejitas” con temas de su nuevo disco fue lo que vivimos durante la hora y media que la gusana sacudía el escenario, dado que, en palabras del vocal, “Aprovechemos esta noche que no nos miden el tiempo”. “Luz Interna”, “Yes sir, I can boogie”, “Tornasol”, “Asimétrica”, “¡Hey!” “Dolor de huevos”, “Me puedes” entre muchas otras fueron el arsenal descargado en el Rock Inn aquella agradable noche de jueves.

Un gran sabor de boca y una enorme sonrisa nos dejó la novena Tocada León con La Gusana Ciega.