Josué Daniel
El pasado sábado 16 de junio el WTF! Bar se adentraba en las penumbras para poder hacer gala de las bandas que albergaría ése día.

Al momento de arribar al lugar ya mencionado una singular mezcla de rock, con algunos detalles alternativos y un agradable sabor a pop, se trataba de Becoming Bridget, a decir verdad los integrantes lucían muy jóvenes y tenían algunos errores en su ejecución y sonido, pero traen toda la actitud la cuál esperamos les ayude a mejorarlos y cada presentación de estos chavos se transforme en una encantadora sorpresa.

Angelique tenía el turno en el escenario, manejando una interesante mezcla de experiencia y madurez con algunos integrantes bastante novatos pero no se dejaron intimidar por el siempre exigente público queretano, al contrario lograron tener una excelente conexión con los presentes. Durante alrededor de media hora bombardearon al WTF! con un rock bastante intenso con una ligera cercanía al gótico, poniéndose ad-hoc con la ocasión.

Llegaba el turno de una banda ya conocida que ha tenido algunas modificaciones, nos referimos a Brickip, a diferencia de anteriores presentaciones dónde hemos podido disfrutar plenamente del espectáculo que presentan, ahora las exigencias del público así como las bandas que le acompañaban propiciaron un ambiente ligeramente hostil, pese a ello, Brickip logró acoplarse medianamente a la ocasión, dando un set modificado de acuerdo a lo ameritado por la fecha.

Llegaba la media noche y los presentes se abarrotaban más y más alrededor del escenario. La razón. Hemifonía hacia su aparición. Si les soy franco, esta ha sido una de las bandas que he tenido la oportunidad de apreciar en vivo y de las que más me han sorprendido. Próximos a que salga al mercado su más reciente material discográfico, Hemifonía dio cátedra con un set bastante corto, pero con eso basto para dejar un increíble sabor de boca en los presentes.

La banda y el momento más esperado por todos por fin se había materializado en el escenario: Trágico Ballet se reunía con su público, a quién tanta falta le había hecho. La manera con la que coreaban sus canciones y la forma en la que se entregaban a su público era casi reciproca al esfuerzo de la banda por cumplirle a los presentes. Tras un set bastante agotador, Trágico Ballet se retiraba del WTF! Prometiendo que ésta sería la primera de muchas sorpresas que apenas se distinguen en el horizonte, estemos atentos.