No existe nada más cretino que creer que se tiene “La Verdad”. Esta es una de las máximas para el psicoanálisis, una disciplina que trata de acercarse a la subjetividad y encontrarse con lo más íntimo de los sujetos. No es una religión, ni filosofía, ni ciencia, porque no se conduce ni por palabras sagradas, ni por una lógica infalible o el método científico…  Su piso está en la incertidumbre, el sinsentido, la temporalidad y las contingencias, situaciones inherentes a la condición humana.

A veces, al sustentarse una posición (ya sea ideológica, social o religiosa) se encuentra comprometido nuestro narcisismo y se crea una especie de tumor llamado fe. Por ejemplo, si yo digo que soy socialista y mi fe en el socialismo es mayor que mi capacidad de análisis, podría tomar un ataque al socialismo como un ataque personal, con un despliegue de violencia muy parecido al que tiene un animal cuando se siente acorralado.

Lo que se llama narcicismo a nivel patológico, no se trata de un «yo» fuerte, sino de todo lo contrario: se trata de un «yo» débil que construye fuertes defensas para no perder sus certidumbres y paradójicamente, estas verdades personales toman una dimensión  universal. No les basta con vivir y dejar vivir, es necesario que todos se adecuen a “La Verdad”. 

Estructuralmente, no podría ser de otro modo, ya que esta necesidad de imponerse es el redoblado esfuerzo por escapar del miedo que les produce la incertidumbre y la desestructuración.

Debes buscarte un nuevo amor, que no guarde sus problemas
Que no sea como yo a la hora de la cena
Que cuando muera de celos él jamás te diga nada
Que no tenga como yo, tantas heridas en el alma
Debes buscarte un nuevo amor, que sea todo un caballero
que tenga una profesión, sin problemas de dinero
sea amigo de tus amigos simpatice con tus padres

En esta canción tenemos a una persona que se define en sus propias palabras como: celoso, poco caballeroso, sin profesión, sin dinero, con problemas guardados, sin capacidad de llevar buenas relaciones sociales y que, además, no cumple sus promesas. O sea un partidazo…  justo aquí es donde se mostrará la contradicción (pivote del perfil neurótico), ya que si por un lado acepta sus defectos, por el otro, la compensación tendrá que ser mayúscula para que no lo comprometa, y la tiene: es el acreedor del “amor verdadero”.

que no vas a encontrar nunca 
alguien que te ame de veras 
alguien que te haga llorar de tanto amar 
de tantos besos 
alguien con quien caminar como dos locos de la mano 
alguien que te haga vibrar como yo 
no vas a encontrarlo

Para el narcisista su amor es lo más especial del mundo, simple y sencillamente porque se trata del suyo.   

Este hombre asegura que todo el amor que su ex-pareja pueda recibir después de él será falso, ya que cree que es el único propietario del amor “de verdad”. No es capaz de reconocer que no ha sido suficiente, al contrario: lo están dejando y en vez de analizar en qué puede mejorar, se aferra a su sentido de superioridad, afirmando que sólo él sabe cómo amarla de verdad… Pero si esto fuera cierto, ella no se hubiera alejado desde un principio ¿no es así?, es como ir perdiendo en un partido por 20 goles y ser tan necio como para pensar que se está jugando impecablemente.

Esta canción es una especie de maldición disfrazada de amor, una venganza por haber sido rechazado, una declaración que encubre la violencia generada por la impotencia que experimenta y el deseo perverso de infelicidad hacia la persona amada. Si por un lado la incita a buscar a alguien más, por el otro, lanza el contraataque en forma de condena. 

que no vas a encontrar nunca 
con quien mirar las estrellas 

alguien que pueda bajarte con un beso una de ellas 
que te haga sentir tocar el cielo con las manos 
alguien que te haga volar como yo 
no vas a encontrarlo

Una característica muy marcada en las estructuras narcisistas (y neuróticas en general) es la tendencia a totalizar, usando palabras como: todo, nada, nunca, siempre, etc. Obedeciendo a una estructura tan radical como infantil, que produce una reducción maniqueista, lógica de la canción: soy bueno porque te amo.

Alguien que pueda quererte solo un poco y cierta parte 
Que no sea como yo que sólo vivo para amarte

Esta última frase es la que más se puede desbrozar en sentido psicoanalítico: la frase “sólo vivo para amarte”, señala un vaciamiento, una entrega, es decir una posición femenina en la que espera que se le reconozca y se le retribuya a cambio. Se ha efectuado un intercambio de papeles entre hombre y mujer: él es ahora quien espera con un hueco y ella se ha vuelto el falo.  Volver a una mujer el “todo”, responder con ella al sentido de la existencia le da una posición fálica y esta es probablemente la razón por lo qué ella deseé buscar a otro hombre, uno que no la ponga en una posición masculina.