Un último palo en Querétaro

¿Qué le vamos a hacer a la nostalgia? ¿Qué nos queda más que la resignación en este sendero marcado por las corporaciones y que recorremos con una sonrisa de oreja a oreja a la par que las lágrimas nos brotan? A estas alturas hay que ser ciego para no ver el gran negocio que viene de recordar los “buenos viejos tiempos”, pero qué más da, reza la frase cliché que recordar equivale a vivir y quizás sea cierto, la vida se compone de recuerdos y vivencias que a veces arrastramos como fardos y otras veces llevamos con orgullo. La vida puede ser frágil y suceder en un instante, puede ser desperdiciada o puede servir de ejemplo.. Cada quien la usa a placer, la vive como quiere y esos es respetable mientras nos se afecte a otros. La vida es algo que tenemos, pero que escasamente comprendemos y quizás cuando lo logramos ya es demasiado tarde. ¿Pero qué pasa cuando la muerte es prematura y anunciada? Muchos caeríamos en depresión y esperaríamos en nuestros lechos mortuorios a que ese momento final llegue, pero otros, como Pau Donés, líder de la banda Jarabe de Palo simplemente no se detienen ante los embates más terribles. Hace poco se haría público que que el cáncer que sufre es terminal e incurable. Donés tuvo entonces una revelación y se dio cuenta de que la mejor forma de asumir su destino es tocando. Su más reciente sencillo es un elogio a la vida misma. Es por eso que su visita a Querétaro no debe ser pasada por alto como un concierto más, tristemente puede que se trate del último y de ser así estará lleno de emotividad. La banda visita tierras mexicanas como parte de su tour “50 palos” y se encuentran promocionando su álbum que lleva el mismo título.

Tanto fanáticos como no fanáticos hemos disfrutado con la música de Jarabe de Palo, ¿Para qué negarlo? Aunque sea una vez todos hemos coreado medio borrachos “La flaca” y es casi imposible no reconocer canciones como “depende” o “bonito”, viejos éxitos de la agrupación que hoy ya son clásicos. Personalmente no me considero un fan asiduo del grupo y su estilo no es muy afín a mis gustos, pero las canciones mencionadas me remiten a mi infancia y otras como “Déjame vivir” o “Me gusta como eres” me recuerdan a los fatídicos tiempos preparatorianos en los que creía saberlo todo y en realidad no era más que un ignaro lleno de hormonas. He de confesar que me aprendí la última canción mencionada en la guitarra para tocarla después de una declaración de amor que, por fortuna, fue correspondido. Quizás no se trata de una agrupación que incluya despliegues enormes de virtuosismo, quizás sus letras son bastante desenfadadas y pudieran no satisfacer a todos quienes buscan revelaciones en la palabra cantada, pero hay que tener por seguro que este show, este último palo en Querétaro será memorable. Bienvenida sea la nostalgia si esta nos hace bailar, estar en movimiento cuando menos. Bienvenidos los buenos recuerdos y, por supuesto, bienvenidos Pau Donés y Jarabe de Palo. El concierto se llevará a cabo el día 23 de septiembre en la plaza de todos Santa María.

Jarabe de Palo en concierto

Music Blitz © 2017 All Rights Reserved