8   +   1   =  

Gone Under Sea, el folk inglés busca espacio en la escena mexicana.

Entrevista: Nayeli Hidalgo
Fotografía: @palacionsinese

A través de la música tradicional y antigua del Reino Unido, Gone Under Sea busca congregar la esencia de otros mundos y épocas. Su fusión con sonidos contemporáneos te transporta a atmósferas melancólicas, etéreas y seductoras.

Lydia Samuells, cantante y multi-instrumentista británica, lidera la agrupación y platicó con Music Blitz para narrarnos cómo es que construye esta interesante propuesta.

Samuells  vino a México hace poco más de un año a aprender español y probar suerte dentro de la escena. Formó la banda con el apoyo de dos músicos mexicanos, Emiliano Mendoza y Belén Ruiz; recientemente Hug Williams se sumó para participar en la gira que recorrió cerca de once ciudades de la República, incluyendo Querétaro.

La artista creció bajo la influencia de la música folk de los setenta y siempre estuvo inspirada por las historias que se relatan en esas canciones.

Lydia ¿Qué fue lo que te inspiró para adentrarte en el género folk británico? 

“Me  inspira porque me encantan las historias… Yo creo que todo en los países el folclórico tiene historias muy interesantes, puedes aprender mucho de la historia de tu país.
Específicamente me interesan mucho las historias de mujeres, casi siempre escojo canciones que son del punto de vista de mujeres. Son historias más olvidadas que no se suelen escuchar”.

Lydia toma las canciones tradicionales de su país y hace los arreglos musicales para adaptarles un toque de modernidad y así poderlas transmitir con sus ideas. Señala que el folklor entre países, a veces posee más similitudes de lo que podemos imaginar. Tal como esa canción que interpreta y que habla de una mujer que se enamora de un marinero que se va, dejándola sola a cargo de sus hijos.

¿Por qué te llama la atención el tema de la mujer y por qué buscas representarlo en tu música?

“Porque soy feminista y descubrí que muchas canciones son feministas, las canciones tradicionales de mi país… como que dicen la verdad de la vida de las mujeres. Me interesa porque todavía son relevantes o como cosas que cambiaron mucho y al mismo tiempo no”.

¿Cómo ha sido el recibimiento en México, dado que su música no es algo muy convencional? ¿Cómo crees que la gente los recibe?

“Le interesa mucho,  no suelen escucharla… Me di cuenta que la gente no puede entender la letra súper bien, aunque la gente habla bien el inglés, es un inglés muy antigua. En las tocadas explico las historias y a la gente le gusta mucho aprender las historias.

Tocamos una canción que se llama Greengood side y tiene la misma historia de La Llorona… el folclórico internacional tiene temas súper humanos, muy universales. Yo creo que a la gente le interesa eso”.

¿Cómo ha sido la adaptación y fusión entre los músicos mexicanos y tus ideas?

“Se complementa muchísimo, es muy interesante porque no quiero tocar la música en un estilo súper tradicional, ya hay bandas que lo hacen… Yo quiero modernizar, quiero tocar las canciones de una manera más nuevo, para que las canciones estén todavía viviendo.

Como Emiliano y Belén no sabían nada del estilo típico de  la música tradicional, eso fue perfecto para mí porque los dos traen algo muy original, muy diferente.
 Específicamente el percusionista tiene como un sabor latino y eso complementa la música inglesa, es raro, pero funciona muy bien”. 

Seguidora de la cumbia, el huapango y el son veracruzano, Lydia considera que en México se escucha más el género folklórico pues somos conocedores de nuestras tradiciones. Mientras que, en su país los jóvenes no saben o conocen de estas raíces tanto. Sin embargo, busca retomar y rescatar esas partituras olvidadas.

Gone Under Sea tiene un EP de cuatro temas que puede encontrarse en todas las plataformas de música como Spotify y iCloud. Planea regresar a algunas ciudades como Guadalajara y Querétaro para ofrecer nuevas presentaciones.

Influencias musicales: Anne Briggs.
Grupo favorito en México: La Bruja de Texcoco.

Integrantes:

Lydia: Voz, banjo irlandés, autoarpa.
Emiliano Mendoza: Percusiones.
Belén Ruiz: Chelo
Huw Williams: Guitarra.